NOSOTROS

Agú baby shop nació por una necesidad personal, luego de haber probado varios baberos de manga larga y notar que mi bebé tenía reacciones alérgicas, decidí hacer uso de mis pocos conocimientos en costura y confeccionarle uno en base a modelos que había comprado. 

En mi búsqueda de telas encontré la ideal, además de proteger la ropa de mi bebé es delicada con su piel, no contiene BPA, PVC, vinilo, plomo o pinturas tóxicas. Es la misma tela que se usa en la fabricación de uniformes hospitalarios, y por lo tanto es anti bacterias, anti hongos, y anti manchas.

Le conté a algunas amigas sobre mi nueva creación y sin esperármelo empecé a recibir encargos para sus bebés,  tras pensarlo varias veces decidí aventurarme y comenzar a producir en mayor cantidad y ofrecerlo a más gente.

Mi proyecto ha crecido un poco, decidí tercerizar la producción y abrir una tienda online. Ahora la fabricación está a cargo de trabajadoras independientes que se encontraban por fuera de la industria formal de la confección, con quienes he creado una relación comercial justa y equitativa.